John F Kennedy y Lincoln: Dos presidentes americanos.

112
Foto cortesía de: Pixabay.com

Como relata el video, podemos interpretar sobre lo que sucedió anteriormente con dos presidentes de los Estados Unidos, que lo único que hicieron fue proteger derechos de alguna minoría, pero aquí no se habla en sí de ellos sino de cómo dos muertes o vidas tienen tanta casualidad o que el destino confabulo para que estuvieran unidos por algo más que la historia de Estados Unidos.

Muertos en años prácticamente alineados, sincronizados por eventos que se salen de nuestra misma perspectiva, como lo específica el video, ambos fueron asesinados un día viernes, uno fue electo en el año 1860 y el otro en 1960, sus esposas tuvieron pérdidas de bebes mientras ejercían la presidencia, sus secretarias la de Lincoln era apellido Kennedy y la de Kennedy era Lincoln.

El video busca reflejar que la coincidencia a veces no existe, sino de eventos que son sincronizados para ver que tan terrorífico es la verdadera realidad, ambos muertos por balas asesinas e impactadas juntos en la cabeza, uno fue asesinado en el teatro Ford y uno fue igual en un auto marca Ford ¿Coincidencia? no creo.

Según la historia y muchos rumores comentan, que ambas muertes fueron planeadas por el mismo gobierno de Estados Unidos algo tan terrorífico que se escapa de nuestras mentes, una llamada secta apodado los iluminatis.

No sé si piensen que esto es coincidencia, sería muy tonto pensarlo lo insólito es creer que esto sea algo más que algo de terror o más allá.

Kennedy fue el segundo presidente más joven de su país, en el video de su asesinato, las coincidencias son increíbles, concentraron fuerzas a los derechos civiles de las personas, ambos fueron asesinados por sureños, se específica que ambos asesinatos fueron planeados por el gobierno de los Estados Unidos, los iluminatis.

Los asesinos fueron asesinados antes del juicio, ambos fueron atléticos, les gustaba citar novelas, ambos fueron asesinados con tiro en la cabeza, ambas autopsias fueron causadas por el mismo gobierno, ambos reposan en el mismo lugar.

La señora Kennedy, no admite el parecido con Lincoln, por no armar polémicas, es algo asombroso, tal vez el destino es algo que no podemos describir, pero sí que no existen las coincidencias, tal vez cosas que salen por inercia, pero esto va más allá de la imaginación, lo importante es saber reconocerlas en el momento adecuado y no concurrir con el destino, es decir no oponerse.

Dejar respuesta