Lo que debes hacer en caso de atragantamiento

132
pixabay.com

Al año más de 200 personas mueren asfixiadas por atragantamiento en diferentes países del mundo cada año: tanto adultos como niños se ven afectados y todo porque en muchos casos quienes están cerca no saben qué hacer.

Si bien es cierto que encontrarse ante una situación de atragantamiento puede ser terrible. También es cierto que saber qué hacer en esos casos puede ayudar a salvar la vida de alguien si se está asfixiando.

Ah, y ten presente que si un niño puede caminar, entonces hay que tratarlo como un adulto. Así que toma la nota de las tres cosas que hay que hacer en casos de asfixia:

Haz que el afectado logre toser. Conseguir que tosa, y si esto no funciona sigue los siguientes pasos.

Dar palmadas en la espalda. Hacer que se incline hacia delante, aguantarlo con una mano en el centro del pecho y darle un fuerte golpe en el centro de la espalda, con la palma de la mano. Es importante que el golpe sea firme y que sientas el golpe en tu mano.

Las palmadas en la espalda deben darse con la persona inclinada.

Si el primer golpe no logra desalojar el objeto, vuelve a golpear. Revisa cada vez si has conseguido eliminar la obstrucción y no dejes de hacerlo hasta la quinta vez. Esto no siempre funciona, sin embargo no debes desesperarte.

Compresión abdominal. Consiste en abraza a la persona desde atrás con los dos brazos. Agarra tu pulgar con la mano y ciérrala en forma de puño. Luego apoya el puño con el pulgar sobre el abdomen, en un punto a media distancia entre el ombligo y el final del esternón.

Pon la otra mano encima y aprieta con fuerza hacia arriba y hacia adentro.

Una vez hecha la maniobra, revisa si la persona ha expulsado el objeto que la estaba asfixiando. Si no, repítelo hasta cinco veces. Si nada de esto funciona, repite las cinco palmadas anteriores.

Si después de intentar las maniobras antes mencionadas no obtienes ningún resultado, incluso si el objeto ha sido expulsado, es importante llamar a un centro médico para que haga la evaluación pertinente, pues a veces se producen daños internos.

Probar esta técnica quizá te puede ocasionar un poco de miedo, pero ante una emergencia no está de más intentarlo.

En caso de que el ahogado sea un bebé, también puedes poner en práctica las técnicas anteriormente mencionadas.

Para las palmadas, pon al bebé boca abajo estirado sobre tu antebrazo y dale una palmada con firmeza en el centro de la espalda con tu otra mano. De nuevo, la palmada debe ser dura y limpia.

Si esto no funciona, con dos dedos comprime con fuerza el pecho del bebé hacia el interior y, ligeramente, hacia arriba, en el esternón, en el centro del pecho justo por debajo de los pezones. Es importante que después de recibir los primeros auxilios el bebé sea observado por un médico.

Fuentes: bbc.com

 

Dejar respuesta