Los puentes más extraños y escalofriantes

158
pixabay.com

Los puentes más extraños y escalofriantes

Si eres un fanático de la adrenalina y la acción, este artículo es para ti. De las diversas maneras que existen para alimentar la adrenalina, esta es una, quizás, de las menos conocidas, sobre todo que para conocerlas o probarlas todas hay que viajar por varios países y algunas de ellas representan un riesgo de muerte considerable. Pero hay algunas que ofrecen ciertos parámetros de seguridad que les permite a sus visitantes disfrutar al máximo de la adrenalina y cumplir el reto que significa pasar por ellos. Vamos a ver los puentes más extraños y aterradores del mundo.

El más alto del mundo. China es un país que constantemente se está superando y los récords mundiales no son la excepción. Sobre el río Sidu se encuentra un puente colgante que está ubicado a más de 492 metros por encima del suelo del cañón, y sirve para conectar las cimas de dos montañas. Este logro arquitectónico ha mejorado en muchos factores la calidad de vida y la manera de transportarse en China, pero resulta un reto asomarse desde una de sus vigas.

Llega más lejos. Si te burlas del peligro y andar en las cimas es lo tuyo, debes probar esto. De seguro es una sensación indescriptible estar a 1.000 metros sobre el vacío en un puente transparente que te permite ver todo a tu alrededor. Forma parte de las atracciones del teleférico Aiguille du Midi en Francia, una experiencia púnica en su estilo.

Suspensión canadiense. Esta atracción se ha convertido en un punto de referencia para este país ubicado en la zona norte del continente americano. Si bien la construcción ha sido modificada y reforzada a través de los años, desde 1889 el puente colgante de Capilano ha sido atractivo para nativos y visitantes.

No es muy alto pero la vista impresiona. Si te encuentras de paseo o visita en Irlanda del Norte puedes aprovechar la ocasión y visitarlo pues se trata de uno de los lugares más populares de la zona. Situado a unos 25 metros sobre el nivel del mar, el Carrick-a-rede rope bridge fue construido por pescadores de la zona que transitaban la zona para ir al islote en búsqueda de salmones. Aunque no hay datos sobre personas que hayan tenido algún accidente al momento de cruzarlo, sí se conocen varias historias de personas que no han querido volver a cruzarlo, por lo que han sido auxiliadas con un barco para llevarlas al pueblo más cercano.

Hasta ninguna parte. Esa es la impresión que da el puente de Storseisundet y se encuentra en Noruega. Con un diseño bastante particular que presenta una curva pronunciada, esta construcción puede representar un riesgo pues los arquitectos tuvieron que dominar la geografía accidentada de la zona más los avatares de la naturaleza.

Dejar respuesta