Pasos para establecer la estrategia comercial pese a la inflación

165
pixabay.com

Las recesiones económicas y la inflación son un riesgo del que no escapa ninguna empresa, pues al vivir inmersa dentro de situaciones políticas y económicas de origen gubernamental o estatal, los acontecimientos externos a nuestra propia organización no son controlables.

A pesar de lo anterior, no es menos cierto que aunque los efectos de la economía nacional nos afecten como organización, también pueden idearse estrategias efectivas en caso de desatarse un ambiente hostil a nuestro alrededor capaz de poner en peligro el futuro de nuestra empresa.

Algunos articulistas en la web se han tomado la gentileza de compartir con el público mundial, basados en su propia experiencia, algunos pasos ilustran a los empresarios a luchar pese a las adversidades del entorno, siendo la siguiente información algunas de sus conclusiones al respecto:

Fijar un precio competitivo

En medio de una severa crisis económica que arrope a la población total de un país, es necesario establecer montos racionales del valor de los productos o servicios que se ofrecen, dado a que en medio de una situación monetaria golpeada por la recesión económica, los asalariados tienden a recortar sus gastos drásticamente.

Los precios bajo no deben, por ningún motivo significar pérdida para la empresa; de ser así estaríamos frente a un precipicio inminente. Lo recomendable es calcular el nuevo valor del producto o servicio de acuerdo a los costos de producción, distribución y salarios, computándole un ínfimo porcentaje de ganancia que permita a la empresa ser sostenible en el tiempo, aunque por cierto período tales ingresos no sean los suficientes para ver creer en demasía a la organización.

Precio sustituto

 
50% completado
¿Dónde Quieres Recibir la Guía?
Tu email jamás será compartido con nadie

Cuando valoramos todas las variables que hacen posible establecer el precio real de mi producto, debemos incluir en dicha consideración el valor real que tienen los productos similares a los que yo ofrezco en el mercado. Un error que comente algunos empresarios es dar por sentado todo. No se trata de aprovecharnos de la situación, puesto que con ese tipo de mentalidad es prácticamente imposible ser la preferencia de la población en general, pero sí de sopesar los precios de la competencia, si observamos que se tratan de productos de calidad más baja a la que nosotros ofrecemos, pues debemos ofrecer nuestra producción a un precio más alto.

De esta manera lograremos reducir el mayor número de pérdidas y tendremos un precio razonable ante la penosa situación económica general.

Precio percibido

Este es el precio que el cliente pagaría sí o sí. En este punto estratégico, juega un papel preponderante la necesidad del consumidor, lo que vale en realidad el producto y lo que estaría dispuesto a pagar el cliente.

En medio de una crisis económica nacional, es indispensable armar una estrategia coherente con el momento pero que no le reste a nuestra producción valor, puesto que la calidad es lo que sin duda alguna motiva a los consumidores a pagar el precio de lo que ofrecemos.

Fuente: Degerencia.com

http://www.degerencia.com/articulo/la-estrategia-comercial-de-precios-vs-el-ajuste-por-inflacion

 

Dejar respuesta