¿Por qué siempre estas endeudado?

216
pixabay.com

Eres de las personas que: no les alcanza el sueldo para los gastos mensuales, que adquiere deudas de cosas innecesarias, y en ocasiones no comprendes por qué no logras administrarte si realizas un presupuesto. Las deudas no son un problema grave, el inconveniente es saber cómo vamos a manejar los pagos con el resto de nuestras responsabilidades.

En algún momento, hemos pasado por esta situación, pero como identificamos los síntomas que nos manifiesten este terrible hábito. Te vamos a señalar mediante una lista, estos pequeños detalles nada positivos, para que trabajes en su eliminación:

No puede decir “No”: es una característica casi unánime entre las personas que poseen altas deudas. Muchas veces nos encontramos con personas que venden cualquier artículo para pagarlo en cuotas y nosotros por la facilidad de pago aceptamos, sin revisar nuestros compromisos de pago, esto es un grave error. Este es un ejemplo, pero esta premisa es aplicable para varios factores de la vida, antes de aceptar cualquier compromiso debes analizar sus pros y los contras.

Espera hasta que llegan las amenazas: no puedes esperar que el departamento legal de tu banco te llame por tu falta de pago. Con esta actitud puedes lograr una mala reputación en la banca, y no serás una persona apta para solicitar cualquier servicio bancario.

Tasas de interés muy altas: no hay ningún inconveniente en adquirir deudas, el problema va recaer en el cumulo de interés que tenga la misma. Por ejemplo, cuando solo hacemos el pago mínimo de nuestra tarjeta de crédito solo estaremos pagando los intereses devengados en ese lapso de tiempo, por eso se recomienda pagar más de la cuota mínima para ir bajado el monto de la deuda.

 
50% completado
¿Dónde Quieres Recibir la Guía?
Tu email jamás será compartido con nadie

Mentalidad “tan pronto como…”: expresado de una manera más sencilla…estamos debiendo un dinero que no nos ha llegado. Este es un grave error, no podemos comprometer un dinero si aún no lo tenemos. Nuestros gastos deben basarse en nuestros ingresos.

No tiene un presupuesto ni conoce sus gastos: otra falla común entre las personas, no elaborar un presupuesto de sus gastos mensuales. Es la forma más organizada de administrar el dinero. Para realizarlo, anota todos tus egresos fijos, ve cuales son los esporádicos (la mejor manera es revisando los estados de cuenta) y analiza la frecuencia. Esta actividad te permitirá tener un mayor control de los gastos y sabrás en qué gastas tus ingresos.

No sabe endeudarse: cuando adquirimos un préstamo o tenemos un uso frecuente de la tarjeta de crédito, la mejor opción es pagar más del pago mínimo, con esta acción estaremos bajando la deuda principal, ya que si solo nos limitamos al pago de cuotas mínimas, estaremos pagando solo los intereses devengados. En el único caso donde no podemos aplicar esta premisa son con los préstamos de vivienda, los cuales suelen ser montos muy elevados.

Sabemos que las finanzas personales son diferentes en cada caso, pero la organización y la elaboración de presupuestos se pueden aplicar en todas las situaciones, y no va a importar si tienes mucha o poca entrada de dinero.

 

Dejar respuesta