Sobreviviendo a mi roommate.

196
Foto cortesía de: Pixabay.com

Compartir un departamento con alguien más siempre supone un reto, pues la convivencia es difícil, sobre todo si no se ponen las normas claras desde el inicio. Obviamente, tiene muchos beneficios como dividir los gastos o contar con compañía. Para evitar inconvenientes en el futuro hay que tomar en consideración lo siguiente:

 
50% completado
¿Dónde Quieres Recibir la Guía?
Tu email jamás será compartido con nadie

  • Las áreas comunes son responsabilidad de todos: Por lo tanto colocar un horario para la limpieza de la cocina, la sala y el baño es una buena idea. Acostúmbrate a lavar el plato que ensuciaste y ordenar los espacios que utilizaste, parecen cosas insignificantes pero que son importantes para mantener la armonía.
  • Avisa si tendrás visitas: La privacidad es algo que se respeta, así que hay que prevenir a tu compañero para que puedas tener una reunión, incluso una fiesta, siempre que se esté debidamente informado.
  • Dejen las cuentas claras: Atrasarse con los pagos de los servicios básicos y de la renta afectará la relación, procuren ser muy responsables en ese sentido.
  • Devuelve lo que tomes prestado: Compartir las cosas es un ejercicio sano, mientras se regresen a tiempo y en buen estado.
  • Aclaren lo referente a la comida: Estipulen como será la compra de los víveres, quien cocinará y que es lo que se puede compartir.
  • Procuren ser ordenados: Todos tenemos diferentes estándares de lo que consideramos orden, así que deben acordar este aspecto para no tener desavenencias.
  • Comuníquense: No dejen pasar las cosas, si hay algo que este generando alguna molestia se debe conversar y no dejarlo pasar, porque podría hacerse más grande.
  • Piensen en soluciones compartidas: Cada vez que surja algo, es importante buscar, previa discusión, las posibles salidas en conjunto.
  • Pide ayuda: Te sorprenderás lo que puedes conseguir si le pides colaboración a tu compañero. Si has tenido un mal día puedes comentárselo, y seguramente obtendrás una palabra de aliento y su asistencia.
  • Nombren un administrador: Para llevar las cuentas es necesario que uno de los roommate tome esta responsabilidad para que todo lo administrativo este al día.

Convivir, implica trabajar día a día para aceptar la diversidad. A veces se cree que vivir con otro es un proceso que se da de manera natural, pero realmente una relación armónica es el resultado de hacer una serie de acuerdos que deben ser respetados, y asumir con responsabilidad lo concertado.

Fuentes:  es.wihow.comvisitapenasco.com

Dejar respuesta