¿Todos odiamos trabajar?

146
https://static.pexels.com

La mayoría de las investigaciones revelan, que los empleados que aman su trabajo, y que están comprometidos con él son mucho más productivos, que aquellos que simplemente cumplen un horario o que trabajan para cobrar su sueldo. Según un reporte en los Estados Unidos, el de Gallup, el 30% de los empleados están comprometidos con las labores que desempeñan. Evidentemente este es un porcentaje muy pequeño, sin embargo, en comparación con otros países es un porcentaje usual. Según investigaciones los empleados que son más felices en sus trabajos, son aquellos que:

Se sienten renovados físicamente. Aquellos que descansan por un lapso de 90 minutos al día tienen un 30% mayor de energía que aquellos que no descansan nunca “también reportan 50% más de capacidad de pensar creativamente y 46% más salud y bienestar” afirma un articulo publicado en la Web Pijamasurf. Según esta investigación si la persona trabaja sin descansar, se sentirá menos conectado con sus labores.

-Se les valora. Si te sientes querido, respetado y apreciado en tu lugar de trabajo o al realizar las actividades que desempeñas, sin duda te sentirás mucho mejor, tu motivación crecerá y no odiarás trabajar.

-Si te concentras con facilidad no odiarás trabajar. Las personas dispersas siempre tienen problemas en sus áreas de trabajo, ya que les cuesta ponerse a la acción.

– Si tienes un propósito. Si un trabajador cree que su labor diaria tiene un significado mayor que el de llevar el pan a su mesa, no podrá ser infeliz en el trabajo, por el contrario, su desempeño laboral será mucho mejor.

¿Qué se puede hacer?

Los jefes conocen elementos para hacerles las vidas más gratas a sus empleados, sin embargo, no toman medidas. Esto sucede porque se dan cuenta, que sean o no infelices, las personas normalmente están obligadas a trabajar para poder sostenerse.

Hacer que los empleados no “odien” sus labores diarias es en parte responsabilidad de la empresa. Sin embargo, hay mucho que pueden hacer, como crear lugares para que éstos hagan ejercicio, se distraigan o simplemente tomen un café en sus meriendas del día “también sirve premiar a los líderes que muestran más empatía en vez de autoritarismo, pues la energía de un líder es contagiosa y, cuando los empleados se sienten alentados, su desempeño aumenta significativamente” recalcan en un articulo de Pijamasurf.

Si bien es cierto que todos debemos trabajar, el amor o el “odio” al trabajo pueden manejarse de un modo que hagamos de nuestra vida una circunstancia agradable. Recuerda que de nada sirve ganar dinero, si tu a día esta plagado de inconformidades.

A las empresas también les debería interesar hacer los cambios, porque en materia de productividad, los empleados felices harán de la empresa un lugar más exitoso. Sin embargo, “difícilmente cambiarán su trato a los empleados si no ven en ello un beneficio, pero la ciencia está dejando claro que la productividad mejora significativamente mientras mejores son las condiciones de trabajo para los empleados” recalcan en dicho artículo de Pijamasurf.

 

Dejar respuesta