Vive la menopausia

193
Foto cortesía de: Pixabay.com

La menopausia del griego mens, que significa “mensualmente”, y pausi, que significa “cese” se define como la desaparición o el cese de la menstruación. Muchas mujeres le tienen pavor y de solo escucharla nombrar sus emociones cambian, puesto que erróneamente se ha asociado con la vejez y pérdida del atractivo femenino.

La edad normal para el comienzo de la menopausia varía entre los 45 y los 50 años de edad. Este proceso se inicia varios años antes del último período, cuando el ciclo menstrual comienza a ser menos regular. Se produce porque disminuyen los niveles de las hormonas de estrógeno y progesterona, las cuales son importantes para mantener el buen estado de la salud de la vagina y el útero. El estrógeno también contribuye a una excelente salud de los huesos y al mantenimiento de un buen nivel del colesterol en la sangre.

El hecho de que las hormonas mencionadas anteriormente desaparezcan de forma progresiva, hacen aparecer una serie de síntomas y signos relacionados con la llegada de la tan temida menopausia:

1.- Ciclos menstruales irregulares: es propio de la etapa de la pre-menopausia.

2.- Mareos –llamados también bochornos-, sudores, palpitaciones, vértigos y dolores de ano: El tener sofocones e insomnio son síntomas claves en la menopausia. Los primeros se manifiestan por un ansiedad y sensación de calor sin motivo, la cual provoca un aumento del flujo sanguíneo de la piel del cuello, cara y tórax.

3.- Sequedad vaginal: esta es una señal de que la menopausia esta llegando.

4.- Dolor durante el coito: la disminución de los estrógenos afecta la lubricación vaginal, motivo por el cual al momento de la penetración se genera dolor. El tamaño del cuerpo del útero y del cuello uterino disminuye, lo cual hace en algunas mujeres se provoquen contracciones uterinas dolorosas durante y después del orgasmo. Usar lubricantes es una buena opción para seguir disfrutando de la vida sexual.

5.- Cambios emocionales: se dan altas y bajas emocionales durante este proceso. Es muy común tener ganas de llorar sin razón aparente, estar irritable entre otros. Hacer ejercicio ayuda a sobrellevar estos síntomas en conjunto con el apoyo de la familia. Pero en ciertas ocasiones la depresión es constante, motivo por el cual es recomendable consultar con un especialista sobre el caso.

6.- Cambios en la figura corporal: la grasa corporal sube y si se lleva una vida sedentaria este proceso se incrementa.

Para que la menopausia sea más llevadera se recomienda adoptar hábitos de vida saludable, empezando por los cambios en la alimentación. También es importante incluir alguna actividad física y suprimir hábitos tóxicos como el fumar. Por esto es bueno tomar en cuenta:

Dieta y alimentación: como se indicó en un punto anterior, la grasa corporal aumenta, así que por este motivo es aconsejable limitar el consumo de las mismas a menos de un 30% del total de las calorías e incluir más consumo de pescados azules en la alimentación.

Ejercitarse: con esto se favorece el sistema circulatorio y el sistema del músculo esquelético. Además mantienen la elasticidad de los músculos, mejora la coordinación, ayuda al mantenimiento del peso, mejora la hipertensión y tiene efectos psicológicos favorables.

Cada mujer debe buscar su estilo de vida activo y saludable según sus necesidades. Es relevante cuidarse antes, durante y después de la menopausia. Es entendible lo duro que puede resultar este proceso para las del género femenino, pero no es un motivo para decaer al contrario es una nueva etapa que invita a seguir disfrutando de la vida desde una perspectiva distinta.

Fuente: es.wikipedia.org

 

Dejar respuesta